Eventos

Directo tipos de apego en la infancia

Poco más de la mitad de los bebés se crían en un entorno con padres adecuados. Son los niños que se convierten en “seguramente sujetos”, término tomado de la biología.

Los primates recién nacidos se cuelgan de su madre con fuerza y de forma segura. A medida que van creciendo y, solo si se sienten seguros, empiezan a explorar su entorno y a hacer cosas de forma independiente.

La madre lo observa, pendiente y dispuesta a intervenir si hiciera falta. Existe una “sujeción invisible” que cuando aparece un peligro, sus cuerpos se fusionan y se sujetan con seguridad.

Según el modo en que los progenitores fueron educados, darán mensajes diferentes al bebé, creándose así una sujeción insegura.

Mensajes como que el mundo es aterrador, que la madre está preocupada o se siente vulnerable, hacen que el bebé se cuelgue fuertemente y no se atreva a explorar su entorno, ya que teme que su cuidadora le deje atrás si no se cuelga.

De estos niños se dice que están preocupados o ansiosos por su sujeción al cuidador. 

Otro mensaje que puede recibir es que su cuidador es peligroso y conviene evitarlo, o que quiere que el bebé no de problemas y sea muy independiente.

Puede que el cuidador esté muy estresado para cuidar al niño o que incluso en un exceso de desesperación o ira desee que el niño desaparezca. En estos casos conviene que el niño no esté sujeto en modo alguno. 

De estos niños se dice que son evitadores.

A veces el niño puede estar seguramente sujeto a un progenitor y al otro no.

 

📍El tipo de apego afectará al tipo de adulto en el que nos convertimos, pero ¿de forma irreversible? ¿Cómo podemos fomentar un tipo de apego seguro en nuestros bebés? 

A estas y otras preguntas responderá nuestra profesional asociada en un directo, el viernes 29 de abril a las 18:30 en nuestra cuenta de Instagram: https://www.instagram.com/asociacion_apase_oficial/