Entradas

Queridas/os PAS,

Un saludo desde el monasterio. Tiempos tan extraños con lo que está pasando globalmente y tocando a todos los seres humanos.

Un tema menos pasajero (esperamos): te recomendamos el artículo de John Hughes, “Why Can’t I Just be Normal?” John tiene una empresa especializada en la selección de personal de mando, es consultor de empresarios, PAS, autor etcétera. Le conoces de ‘Sensitive the untold story’.

El artículo de John es el primero de una serie de blogs escritos por hombres con AS, a quienes he invitado para compartir su trabajo. El siguiente invitado será Tracy Cooper con su artículo sobre ‘Liderazgo silencioso’. No te lo pierdas.

Os recomiendo a todos y todas leer este artículo emocionante y honesto de John, y, en mi siguiente mail, el blog de John.

 

Reflexionando sobre el Coronavirus (puedes saltarlo, si quieres)

En entrevistas me suelen preguntar sobre cómo las PAS vamos gestionando este tema. Suelo contestar bromeando: ‘O, más o menos como la gente zurda’. O sea, es algo depende. Un intercambio que me gusta es el siguiente. Alguien dijo: ‘Estamos todos en el mismo barco’, y otra persona contestaba: ‘No. Estamos todos en la misma tempestad, pero en muchos barcos diferentes’. Algunos de vosotros estáis viviendo situaciones horribles, en barcos agujereados o en barcos que se están hundiendo, y otros de vosotros solamente estáis aguantando el mal tiempo, con calma y, incluso, sintiéndoos feliz. Me puedo imaginar que la gran mayoría se encuentra entre estos extremos.

Luego añado al que me entrevista, que estoy casi segura de que las PAS tenemos más cuidado para nosotras mismas y hacia los demás. Y percibimos un panorama más amplio, mirando hacia el pasado cuando pasaron crises similares y se había avisado que esto iba a ocurrir, y también mirando hacia el futuro, a lo que todo esto podría significar para la humanidad en las décadas y siglos venideros. Y no dudo de que las PAS están experimentando muchas emociones y probablemente lo harán con más intensidad que los otros – dolor y tristeza por los enfermos y aquellos que han muerto. (Y la tristeza de los abuelos tan vulnerables, separados de sus nietos que crecen tan de prisa; Zoom no basta). Una tristeza profunda para aquellos que se arruinaron y lo perdieron todo. A lo mejor sienten frustración, o quizás también rabia. Nuestras emociones nunca se apagan.

No dejo de comentar que muchas PAS comentan que se sienten aliviadas porque ya no sufren de la sobreestimulación normal. Algunas PAS introvertidas me han confesado que están incluso lo están disfrutando.

En cuanto al tema de las emociones, pido disculpas si, en mi mensaje anterior, había dado la impresión de que, para mí, este virus no me parecía más de lo mismo de siempre. En realidad me estaba sintiendo horriblemente frustrada; solamente deseaba una cosa… ¡que el virus se fuera! (Y me sigo negando de utilizar esa palabra ‘pandemia’ que inspira nada más que pánico- solamente la menciono aquí). Soy una (cauta) buscadora de sensaciones y me aburro en seguida, y deseaba que las cosas cambiaran – para bien, y no que la situación seguía igual semana tras semana. Sin embargo, ahora entiendo que los cambios necesitan producirse muy lentamente, especialmente para las personas en situación de riesgo. Es posible que las cosas queden así hasta que tengamos una vacuna segura.

Ahora pienso en mi marido y yo como viviendo en un monasterio (algo que mi parte spiritual siempre ha añorado) – en que todos los días son iguales y los que cada día contiene casi cuatro horas de descanso y de meditación, alternando con trabajo útil. Nada de dar una vuelta para pasarlo bien. La compra nos la traen a casa. Desde que esto empezó, nadie ha entrado en nuestra casa. Así que estoy muy segura mientras que sigamos encerrados.

Añadido la siguiente mañana: estoy muy feliz en el sentido de que, viviendo en mi monasterio, mi crecimiento interior puede avanzar más rápido. Soy consciente de su verdad. Soy yo, lo sé, pero me hace pensar el algo que dijo el Maharishi sobre envejecer: el truco es ‘montar el tigre’, o sea, permitir que las cosas peligrosas te ayudan avanzar contrario a que dejarte devorar por ellas.

 

Noticias: ‘Sensitive Lovers’ se puede alquilar y eventos en Internet.

El documental ‘Sensitive Lovers: Profundizando en sus relaciones’ ahora está disponible por $4,99, en alquiler. (*nota del traductor: el documental viene con subtítulos en castellano; el tráiler no está subtitulado). Para ver el tráiler o alquilar el documental, pincha aquí. La posibilidad de ver el documental bajo régimen de alquilar nos posibilita ofrecerlo con un descuento de 50%, haciéndolo más asequible para muchos (aunque estamos muy contentos con las ventas, y el tráiler ha sido visto miles y miles de veces). En este documental, mi marido Art y yo hablamos sobre todas las escenas importantes de la película ‘Sensitive and in love’ (aunque para poder apreciar este documental no es necesario ver la película principal).

El documental pretende ofrecer información útil para PAS y sus parejas, pero al mismo tiempo contiene muchos consejos y datos de investigación válidos para cualquiera, ya que el estudio científico del amor y de las relaciones íntimas es mi segunda especialidad al mismo tiempo que es la obra vital de mi marido.

Hemos reservado un número de 50 alquileres gratis, mientras que los haya, para aquellos que no pueden pagar los $4.99 en estos tiempos tan difíciles. (Contamos con vuestra honestidad, y que aquellos que piden la versión gratis realmente se encuentran en esta situación). Para aprovechar esta oferta pon el código SL50 en la opción ‘rental’ (alquiler). Alquila o compra aquí. (pincha en ‘watch now’).

Puedes comprar en Amazon Prime and Apple TV: tanto ‘Sensitive: The Untold: The Untold Story’ como ‘Sensitive and in Love’.

 

Y, no te lo vas a creer, pero, ¡tengo mi propio canal de Youtube! Para verlo, pincha aquí.

Diana Sinelnikova nos ayudó en montar el canal, y ella realizó una serie de videos cortos sobre algunos temas, y también hay otro que Alane Freund hizo conmigo. Es un primer intento en que busco adaptarme al hecho de que algunos de vosotros tenéis más tiempo libre y, posiblemente, también tenéis más ‘temas’, así que posiblemente os gustarán estas mini-charlas mías, especialmente porque ahora no es posible asistir a talleres en persona mientras que muchos tampoco podrían pagarlos.

 

Webinar para terapeutas, aunque otros también pueden asistir:

La Persona con Alta Sensibilidad en psicoterapia, un webinar (en inglés), sábado el 25 de julio. Para más información y registrarte, pincha aquí.

© 2020 The Highly Sensitive Person

——————————–

Hasta aquí os dejamos el newsletter de la Dra. Elaine Aron. Para leerlo en inglés y con más información sobre talleres en inglés, podéis ir a su versión original en su web: www.hsperson.com.

Traducción de la publicación (título):FAQ: Is Sensory Processing (or Integration) Disorder (SPD) the same as Sensory Processing Sensitivity (SPS)? Traducción autorizada por la Dra Elaine Aron a la APASE.

  • Autoría de esa publicación: Elaine Aron, Ph.D., Barbara Allen-Williams, and Jacquelyn Strickland, LPC
  • Fecha de la publicación: sin fecha
  • Sitio web de la publicación (acceso libre): The Highly Sensitive Person, de Elaine Aron, apartado de preguntas frecuentes (FAQ).
  • Traducido del inglés por Nicolás López (diciembre de 2019)

Respondidas por la doctora Elaine Aron, Barbara Allen-Williams y Jacquelyn Strickland ( ambas “certified HSP consultant”©, consultoras certificadas por la Dra Elaine Aron)

 

No, no son lo mismo, aunque es comprensible que se confundan. La sensibilidad de procesamiento sensorial (SPS, PAS, o persona altamente sensible) no es una enfermedad o trastorno ni un diagnóstico. Es un rasgo neutro de personalidad presente en el 20 % de la población humana y también en muchas especies no humanas, y es una ventaja de supervivencia en algunas situaciones, y no en otras. Esa estrategia de supervivencia consiste en procesar la información (estímulos) más a fondo que las demás, de lo cual hay numerosas pruebas. Esto puede sin duda llevar a la sobreestimulación y a posibles esfuerzos para protegerse a uno mismo contra ello. Sin embargo, la SPS no es un trastorno sino una estrategia razonable. Leer más

En abril de este año -2019- lanzamos una encuesta sobre niños con alta sensibilidad en los países de habla hispana. El proyecto, basado sobre la encuesta realizada por la holandesa Esther Bergsma, experta e investigadora en el tema de la alta sensibilidad y autora de varios libros, se realizó en colaboración de la APASE, la Asociación de Personas con Alta Sensibilidad de España. Compartimos los resultados de esta encuesta tanto aquí, en mi blog personal, como en el blog de la APASE.

En primer lugar, muchas, muchísimas gracias a todos que habéis participado en nuestra encuesta.

En cuanto a los datos principales vemos lo siguiente: han participado 379 personas, de los cuales 306 han indicado vivir en España. La edad de la mayoría de los educadores (46,4%) se encuentra entre los 40 y los 50 años, y en segundo lugar vemos un 42,7% con edades entre las 30 y 40 años. Un 2,9% tiene menos de 30 años, mientras un 7,65% tiene más de 50. Veremos los resultados de niños (51,7%) y niñas (48,2%), o sea, ambos géneros están más o menos igualmente representados. Leer más

Este es el último artículo de Esther Bergsma, coach y especialista en el tema de la Alta Sensibilidad, y diseñadora de la encuesta laboral internacional  en colaboración con la APASE (asociación de personas con alta sensibilidad de España) que publicamos hace unos meses. Gracias, Esther, ¡por tu labor importante! Dentro de poco publicaremos su encuesta internacional sobre niñosPAS. Esperemos que estos artículos les hayan gustado y que les hayan aportado en el entendimiento personal y/o de sus colegas.

 

Existen muchos motivos por los cuales las personas eligen un trabajo y se quedan en la misma empresa durante mucho tiempo. Para algunos puede ser la elección evidente después de haber terminado el bachillerato o la carrera. Eligen algo relacionado con lo que acaban de estudiar. Otros prefieren ampliar horizontes y optan por aventurarse en (muchos) otros trabajos, empleos y tareas. Otro motivo, tan válido, para buscar puede ser el dinero, el coche u otros beneficios que vienen con un determinado empleo. El despacho de la esquina o la promesa de viajar por todo el mundo. Todos contienen algo que pudiera llamarle la atención a la persona con alta sensibilidad, pero para que esta se sienta bien en su trabajo no puede faltar un objetivo que es compartido por la gran mayoría de personas con este rasgo: su trabajo tiene que tener sentido. Leer más

Aquí os dejamos el cuarto artículo con conclusiones sobre la encuesta laboral internacional realizada  entre unas 5.500 PAS, una encuesta elaborada por Esther Bergsma, holandesa, coach especializada en el rasgo de la alta sensibildad, en colaboración con APASE:

Digamos que tienes un portátil con una memoria de 16GB, y empiezas a guardar imágenes, películas que habías bajado, música que te ha gustado y palabras que has escrito. Pieza por pieza, trozos de tu vida, los vas añadiendo a esta memoria. De vez en cuando te llega una notificación que está disponible una actualización importante o que el espacio disponible de la memoria está cerca de agotarse. Viviendo una vida con muchas tareas y poco tiempo libre, no te interesan estos avisos y borras estos mensajes irritantes. Hasta que llega el día en que tú portátil empieza a funcionar mal y de repente se muere: muchos archivos se pierden por completo o son difíciles de encontrar.

 

Procesamiento profundo

Lo que pasa en el cerebro de una PAS es un proceso similar. Es capaz de registrar y guardar una enorme cantidad de detalles sutiles, procesando de manera automática cada uno de ellos en un nivel profundo para poder guardarlos en el lugar que toca. Lamentablemente no disponemos de un filtro para según qué tipo de información es recibido y almacenado. Tampoco dispones de un botón para parar esa manera de gestionar en un nivel profundo. Es un mecanismo innato que se activa de manera inconsciente.

Al añadir y añadir y añadir información y gestionarla en un nivel profundo, el cerebro puede llegar a estar sobrecargado, lo cual te produce una sensación de perder el control. Lo primero que haces, ya que el cerebro no es tonto, es bloquear la absorción de cualquier estímulo nuevo y eliminar aquello que no necesitas.

 

¿Qué se siente al estar sobreestimulado, agobiado?

De los 5500 participantes de la encuesta internacional sobre el trabajo y el estrés:

-un 40% dice sentirse agobiado en el trabajo todos los días.

– algunos han contestado de pasar por varios episodios de agobio en un día. Un 25% dice llegar a agobiarse dos o tres veces por semana.

– solo un 8% ha contestado se agobiarse una vez al mes o menos.

Pensar demasiado

La queja más frecuente es la de ‘pensar demasiado’, algo que le pasa a un 76% de las PAS. Si la PAS se siente agobiada, el 63% dice que esos pensamientos son pensamientos negativos. El mismo porcentaje experiencia pensamientos de tipo autocrítica.

Incluso cuando se ha tomado una decisión, el cerebro sigue procesando la información en un nivel profundo. Las reacciones (no)verbales juegan un papel en la evaluación de la decisión. Una de las cualidades de la PAS, la de ser auto-reflexiva, pero a veces este tipo de pensamiento resulta en la autocrítica. La autocrítica puede acabar en un run-run fuera de control, lo cual es considerado una indicación para el burn-out. El run-run, por ejemplo, también afecta la capacidad de conciliar el sueño. (Un 59% dice que no puede dormir cuando esta sobreestimulado). La falta de sueño, pues, es considerado un indicador importante en el diagnóstico de un burn-out a nivel físico.

 

Agotamiento

En el primer artículo ya mencionamos que el agotamiento es un síntoma del burn-out, y especialmente en cuanto al agotamiento emocional. Este agotamiento emocional puede manifestarse como irritación.

– Un 75% de los encuestados dice estar agotado.

– Un 66% se siente crispado e irritado al estar agotado.

– Un 63% se siente deprimido.

– Un 45% llora con más facilidad.

 

Concentración

La tercera queja es la incapacidad de concentrarse (68%). El agobio y la sobresaturación tienen un gran efecto sobre la capacidad cognitiva, y en este sentido vemos como:

– Un 62% dice de olvidarse de cosas.

– Un 42% reconoce cometer más errores.

– Y un 40% tiene la sensación de rendir mucho menos.

 

Evitar contacto

El cuarto síntoma tiene que ver con la interacción social. La mayoría de las PAS, al encontrarse agobiada, prefiere aislarse (68%). Evitan el contacto con otras personas (67%) y cancelan actividades (55%). Es una consecuencia directa de ese mecanismo innato de limitar la absorción más estímulos.

Las PAS reciben muchísima información emocional sutil de las personas en su entorno que necesitan limitarla para evitar que exploten. Solamente cuando la PAS está equilibrada emocionalmente es capaz de utilizar su capacidad empática y cuidar de los otros. Una PAS agobiada difícilmente puede contactar con esta cualidad.

 

Efectos en el trabajo

En el trabajo vemos como las situaciones agobiantes tienen un efecto importante sobre las prestaciones cognitivas, la sensación del bienestar emocional y la interacción social. Esto tendría que ser un motivo para que los empresarios tomasen medidas para mejorar el ambiente laboral para que la PAS pueda llegar a utilizar sus talentos tan necesarios en el mundo laboral. En los blog anteriores vimos como la interacción social negativa y un exceso de tareas simultaneas son los principales factores para que una PAS llega a sentirse agobiada. Esto se puede cambiar. Intervenciones en la cultura empresarial y la formación de equipos han demostrado aumentar la producción y serán especialmente beneficiosas para los empleados con el rasgo de la alta sensibilidad.

 

Talentos

Cuando la PAS no se encuentra agobiada o sobreestimulada, demuestra una serie de talentos que son importantes para cualquier organización. Talentos que no son nada común para ese porcentaje de 80% de empleados que no comparten el rasgo.

Preguntamos a los 5.500 PAS encuestados por sus talentos, y lo que contestaron es:

Empático (85%)

Confiable (83%)

Responsable (83%)

Fuerte intuición (79%)

Saber escuchar (78%)

Tolerante (76%)

Amable (76%)

Pensador creativo (70%)

Capacidad para ver el panorama completo (69%)

Sentido de humor (65%)

¿No le gustaría tener empleados que vienen con estos talentos de manera natural? No me diga que estas fortalezas no justifiquen una mejoría en el ambiente laboral para las PAS.

Aquí os presentamos el tercer artículo de Esther Bergsma, la realizadora de la encuesta laboral para personas con alta sensibilidad.

 

Estar saturado 

¿Cómo es posible que un 75% de las PAS entrevistadas en el mundo entero han experimentado un burn-out? ¿Seremos capaces de cambiar este patrón de gente pasándolo mal en su trabajo, y de retener a esos empleados que tanta falta nos hacen? Para poder comprender los pasos que deberíamos dar, es importante saber cuáles son los factores que hacen enfermar a las PAS. Leer más

Segundo artículo de Esther Bergsma, traducido al castellano. Aporta más información sobre los resultados del test internacional sobre el trabajo. Para ver el artículo original en inglés, pincha aquí.

La mayoría de la gente empieza un nuevo trabajo con mucho entusiasmo, con el deseo de contribuir a algo, con ganas de enseñar los propios conocimientos y añorando aprender cosas nuevas. Lo mismo nos pasa a las PAS. Nos lanzamos y damos lo mejor de nosotras. Sin embargo, aportamos algo más, algo muy valioso para equipos y empresas: la sensibilidad hacia las necesidades de otras personas, la capacidad de percibir cada detalle y, al mismo tiempo, una consciencia de los objetivos generales. Tristemente son justamente estas cualidades las que pueden llevarnos a fracasar, resultando en un desequilibrio que causa estrés y, a la larga, un burn-out. Leer más