La sala magna del famoso teatro, the Directors Guild, del 57th Street de Nueva York estaba llena con un público deseoso de ver esta película tan esperada por muchos y anunciada durante largos meses, invitándonos a ejercitar la paciencia.

Antes de que se llenara esta sala, había tenido lugar, en un espacio del piso de abajo, una recepción reservada para los VIPS donde, mientras que se servía un rico hors d’oeuvre y algo para beber, los invitados podían subir a la alfombra roja para dejarse fotografiar junto con Elaine y Arthur Aron. Era una hora muy agradable en la cual, aparte de la sesión fotográfica, había abrazos con conocidos, conversaciones interesantes y, cómo no, networking para PAS.

Finalizada la recepción, y todos ya sentados en la sala del evento, se apagaron las luces y subieron al escenario nuestra querida Elaine Aron y su marido, Arthur. Hicieron una breve introducción, explicando, entre unas y otras cosas, que el tema de fondo de la película no es tanto la alta sensibilidad en sí, sino especialmente aquello que llamamos la susceptibilidad diferencial, o sea, el hecho de que cada uno tiene su propia manera de reaccionar emocionalmente ante una determinada situación. Terminaron la introducción invitando al escenario a su hijo, Elijah, quien leyó unos chistes sobre las personas con alta sensibilidad. Y así, con risas, nos dispusimos a ver el prometido largometraje.

Aunque el título da a entender que la película trata sobre relaciones románticas y amorosas, en realidad la cosa va más allá y podemos decir que trata sobre cómo las PAS se relacionan en general. Vemos relaciones amorosas, sí, pero también relaciones entre amigos, entre padres e hijos y, aunque con menos importancia, un poco de relaciones laborales.

Los tráileres o spoilers nos habían enseñado varias escenas con mucho drama, escenas intensas, pero estas están en la minoría y van bien integradas en la totalidad del largometraje. En la introducción, Elaine y Art nos contaron que la película va destinada en primer lugar a un público de milennials; puede ser porque ‘las redes’ juegan un papel importante en el desarrollo de la historia, algo que la da un toque de actualidad y que, incluso, llega a ser divertido.

Las diversas relaciones afectivas que componen la película dan una buena idea de muchas de las características típicas que nos suelen marcar como PAS: la intensidad de las emociones, la entrega y la necesidad de caer bien, la reflexión profunda dando lugar a la preocupación, una tendencia al sufrimiento, la necesidad de pasar tiempo a solas y unas cuantas más. El ‘drama’ en ningún momento sale de proporción y encaja bien en la historia. Curioso e interesante son las imágenes introducidas de una manera como si fuera entre paréntesis, de diversos animales salvajes simbolizando la emocionalidad.

Cabe mencionar que el guión ha sido escrito por Elaine Aron.

Y sí, hay un final feliz y, también divertida.

Después del aplauso bien merecido, volvieron al escenario Elaine y Art para contarnos un poco más sobre el proyecto, y conocimos a algunos de los actores, la productora Diana Sinelnikova y el director Will Harper. Todos contaron un poco sobre sus experiencias y vivencias en relación con la película.

 

El futuro de la película

Si lees esto antes del 5 de febrero del 2020, estás a tiempo para comprar/alquilar la película en formato streaming. https://sensitiveandinlove.com/live-stream/  La verás en versión original SIN subtítulos.

Al final la película no se enseñará en cines, tal como era el plan original. Más que probable seguirá los pasos de su antecesor, ‘Sensitive, the untold story, y acabará como documental, pero para esto necesitará más trabajo y, también, las traducciones a diferentes idiomas. En cuanto al trabajo extra nos han contado lo siguiente: para que la peli pueda ser ‘documental’, los Aron ofrecerán un análisis de las diferentes escenas, explicando sobre las características del rasgo tal como vienen retratadas en las imágenes seleccionadas. Esto hará que el documental también será interesante para las personas que, sin ser PAS, quieren llegar a un mayor entendimiento del rasgo de la alta sensibilidad, también conocido como SPS o sensibilidad al procesamiento sensorial. En este momento no se puede decir cuánto tiempo van a necesitar para completar el documental y poder distribuirlo.

Para más información os aconsejo seguir a la página de facebook, dedicada a ambos documentales.

texto: Karina Zegers de Beijl

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *